Si no sabes de lo que hablas, calla y escuchanos.

Hace unos días se publicó un artículo en un periódico digital sobre la labor que hacemos desde United Minds, y por qué son tan necesarias iniciativas de este tipo, bien es cierto que el entrevistador hizo énfasis, entiendo que por qué era un tema que le parecía interesante, en los microracismos, y yo le comenté algunos, que a casi todos nos han pasado, como que continuamente sin dar la menor importancia a tu acento 100% español, te pregunten de dónde eres, sin dejar lugar a dudas  advirtiendo de que de aquí seguro que no eres, en lugar de preguntar por ejemplo que si eres de aquí, como un chico polaco me ha preguntado hoy. O que las personas de la administración pública te pidan el NIE o te pregunten con tu DNI en la mano, que de dónde eres o dónde has nacido, sugiriendo en ocasiones que dudan de ti y de tu documento.

El caso es que al ver los comentarios del artículo, al principio me sentí molesta, pero después me dije a mi misma “si es que estamos haciendo esto para luchar contra la ignorancia de esta parte de la población española, que ya sabemos que existe” , no es nada nuevo, si no la razón que hace necesario seguir, y honestamente, no me importa educarlos a ellos, y aún así lo estoy y estamos haciendo, lo que de verdad me importa es educar a la comunidad afrodescendiente, sobre todo a los niños, y las futuras personas que convivirán con estos,  ese es un tiempo bien invertido y necesario ¿Qué por qué lo sé? Por qué hablo desde mi propia experiencia, porque nadie puede ni debe decirme cómo debo o no sentirme, lo que se ha de hacer es limitarse a escuchar y preguntar si tiene alguna duda, siempre desde el respeto.

comentarios-afrovalencianos

Si no hay maldad no hay racismo…¿¿Perrrrdón?? Racismo: 1.Exacerbación del sentido racial de un grupo étnico que suele motivar la discriminación o persecución de otro u otros con los que convive. 2.Ideología que defiende la superioridad de una raza frente a las demás y la necesidad de mantenerla aislada o separada del resto dentro de una comunidad o un país, que no lo digo yo, lo dice la Real Academia de la Lengua Española y Google (nuestro padre). Pero es que el mayor problema del patriotismo español es que nace de la absoluta ignorancia. Hemos ya aprendido a que este tipo de ignorancia nos afecte lo menos posible, pero…¿y la pesadez de que  te pidan favores sexsuales en el supermercado solo por tu color de piel? ¿o la de policía que por  tu “perfil racial” te pide la documentación continuamente? ¿ o de que en la discoteca me pregunten 3 veces cada noche si me pueden tocar el pelo? como si fuera algo de dominio público, y haciéndome sentir continuamente lo raro y extrañísima que soy, y lo alejado que estoy de una sociedad y un Sistema español que solo ve como españoles a las personas de piel blanca , obviando su propia historia de mestizaje.

Solo queremos que se nos trate como a los demás españoles ¿O es que hemos perdido ese derecho por tener más melanina?

En otro de los comentarios “muy gracioso” dice que como no nos sentimos de aquí, españoles, por eso los demás nos tratan así…Por lo visto resulta que cuando te dicen: ” Negro! Vete en patera a tu país…” ¿eres tú mismo el que  está gritando a través de tu piel que no te sientes de aquí? ¿Hola? Tierra llamando a vida inteligente. Como la persona que comenta, no tiene ni pies ni cabeza. A ver si hago yo  la digestión antes de haber comido…

Yo no me siento española por que llevan ustedes 30 años haciendo sentir que no soy de aquí.

Si , señores y señoras antiempáticos, habéis creado una sociedad es la que necesitamos abrazar nuestra raíz porque la que hemos de vivir a diario nos escupe y nos dice que no somos sus hijas e hijos, y buscamos acogida, y estamos cansados, necesitamos los espacios afro porque cuando un niño va al colegio y lo llamen negro, necesita tener herramientas para no crecer sin autoestima y o marginado, por que pase lo que pase su piel no va a cambiar, y por mucho que se empeñen algunos no es lo mismo que te llamen gordo o dumbo a que te llamen negro, de nuevo repito que es que no lo digo yo, lo dicen más 500 años de historia opresora.

Necesitamos renacer y empoderarnos porque nos han pisoteado, y ya no queremos seguir aceptándolo.

Tal como existe el mujerismo, existe el antirracismo, que la opresión…no está bien, hacía nadie.

Mi intención es remarcar una observación , a mi entender necesaria, porque sé que al igual que existen esas personas que viven en su metro cuadrado con miedo a conocer y revolcándose en su propia ignorancia, hay personas abiertas, y esto es para ellos, para los que lo necesitan y para los que apoyan la cultura sea de donde sea y han venido a este mundo con sed de conocimientos , dispuestos a elevarse, y piensan que todas y todos debemos tener los mismos derechos a ser y a tener una identidad válida hayamos nacido donde hayamos nacido.

Anuncios

Yo no quiero que hablen por mí

Hace 3 años que encontré al fin mis raíces, y poco a poco me fueron introduciendo en este mundo, y hace 3 años que agarré mi puesto para reivindicar mi descendencia afro, y en ese camino he ido encontrando mi identidad, esa que durante tanto tiempo había estado cuestionada por los que me rodean, y en ocasiones incluso fruto de esto, negada por mí misma con auto-micro-racismos. Cuando estás en el medio, negra pero a la vez blanca, ni blanca ni negra, y creces en un entorno mayoritariamente blanco, en ocasiones incluso llegas a creer que eres blanco, porque la familia te trata así, ellos intentan protegerte muchas veces de tu propia negritud, pero cuando llegas al colegio un día cualquiera y un compañera/o te llama “Negra/o”, todos tus castillos de arena se desmoronan y esa palabra actúa como una apisonadora consciente de cómo te ven los demás, y es la primera sentencia de cómo va a ser el resto de tu vida aquí.

En mi personita, pienso que habría sido más fácil si mi familia blanca me hubiese introducido un poco a lo que verdaderamente soy, porque  a pesar de tener relativamente cerca mi otro lado de familia Negra, tampoco eran gente suficientemente consciente, tras haber nacido en una colonia española, donde los colonizadores llegaron y les aculturaron. ¿Qué sabía mi joven padre guineano, con DNI español, de cómo educar una niñita mestiza? ¿Y qué sabía con nueve hermanos, de con qué problemas se iba a encontrar en una sociedad racista donde yo era la única de la clase, y casi del colegio, a excepción de dos hermanos?

Desde ese Día, conforme fui creciendo, pasé por varias momentos y etapas, el día en que mi mejor amiga se enfadaba, me llamaba Negra, otros niños no tan “amigos” iban  ya a por el “negra de mierda”, y a otros a por el “vete a tu país”, pero mi mote del cole sin duda fue “café con leche”. Durante esa época yo era un poco patito feo, a ningún chico le interesaba lo más mínimo. Con la adolescencia, llegaron otros estereotipos y maneras de denominarme, aunque las viejas persistían todavía, exótica, en eso me convertí, y ahora sí que les gustaba a los chicos, es curioso ver como en las posteriores cenas 8 años después, después de haber dejado ese colegio años atrás, yo ya no era  la “café con leche” que los chicos ignoraban, si no la que recibía piropos y más de uno intentaba ligar, lo que un momento fue malo, fue incluso bueno visto desde alguno de sus lados.

Entre la búsqueda de mi identidad, dentro de un saco que estaba vacío, odié mi pelo, porque nadie me enseñó a tratarlo, lo quise liso, quise ser como las demás para que así me trataran como a las demás y no tener que oír: “–Tienes el pelo como un estropajo”,  con el tiempo he visto lo cierta que era esa afirmación, ya que no tiene sentido tratar un pelo afro como el liso, es como pedirle a alguien con talla 40 que se ponga un vestido de la  34, absurdo. El afán de la gente de querer tocar mi pelo y decirme lo esponjoso que era, siempre me he preguntado por qué algunas personas creen necesario decirte lo que piensan sobre algo tan intrascendente como el pelo, pero no, el pelo afro no es algo banal, es algo político, desde que nos enseñan que es pelo malo, no lo queremos, lo despreciamos, y preferimos usar químicos insanos corrosivos que queman el cuero cabelludo, y yo, seguí con este proceso desde los 10 hasta 27 años, no sabía cómo amarme tal y como soy, nadie me dijo que eso era posible.

Seguí, y sigo a día de hoy, teniendo que aguantar preguntas como: “–¿De  dónde eres?” siempre presuponiendo que no puedo ser española independientemente de mi acento, la gente no escucha, solo ve el color; para los que dicen que todos somos iguales ignorando la historia y el entorno que les rodea. Se usa también como excusa para ligar, pero lo preocupante es escucharlo de gente que tiene mi DNI en la mano en ese mismo instante, o estereotipando, como con él;  –Tú bailas salsa, ¿no?. Hay alguna nueva tal como: –¿Y tú cómo te peinas?, y me dan a veces ganas de preguntar: ¿a ti que más te dará como me peino yo? ¿Por qué cuando mi sobrina de 4 años va al colegio le tiene que decir qué guapa es y qué pelo y más bonito tiene, pero no se lo dicen a la niña rubia con ojos azules? Esto que para algunos son pequeños detalles, han marcado mi vida y la de muchas/os afrodesdendientes.

Y un gran día, apareció por fin alguien que venía a enseñarme eso que yo tanto había anhelado. La primera vez que le vi, o más bien que me fijé en su existencia, llevaba una camiseta en la que ponía “BLACK IS BEAUTIFUL”, en ese momento no lo sabía, pero con el tiempo he sabido que el vino a cambiar mi vida y eso es que sentí al leer ese lema, que desde ese día viene conmigo a donde yo voy, después, nada volvería a ser igual.

Dijo un día; ” –Tenemos miedo de nuestro propio pelo” y yo pensé y pensé en esto, y a los días deje de temerle y lo abracé. Cuando me corté ese pelo lacio que no era parte de mí, me vi por fin ante el espejo, me vi como soy yo de verdad, me sentía diferente, empoderada y orgullosa de lo que soy, al fin.

En todo lo que comento se ve una gran carencia, la falta de EDUCACIÓN en lo que a identidad se refiere, eso es lo que me ha faltado en mi vida, y eso es lo que quiero dar en la VIDA.

Esta necesidad de contar mi historia viene por una clara razón, y es por que NO QUIERO QUE NADIE HABLE POR MI, creo que nadie debería hablar por otra persona, sobre todo cuando esa otra persona vive una realidad tan alejada de la otra de la que pretende hablar, creo que cada uno debe expresarse por sí mismo mientras pueda, y que estas personas puedan proporcionar a sus semejantes  el sentirse identificados, porque su historia es la misma, pero en otro escenario, creo que cada uno debe hacer saber a los demás que ella o él tiene una voz para transmitir lo que desea.

Cada uno tiene su propia historia, y estamos aquí para contarla, compartirla y aprender, ante todo, aprender.

Me resulta muy fastidioso cuando personas que no son afrodescendientes, o africanas y han estado físicamente tan distantes de estas situaciones, hablan por nosotros, de maneras en las que en absoluto nos sentimos identificados, simplemente porque no lo han vivido, y no se pueden poner en tu lugar. En ocasiones hay personas que se apropian de otra cultura que no es la suya y se proponen vivir de ella, poniendo como escusa la “solidaridad” o la “supuesta empatía” que creen que les une, tu puedes empatizar, pero sigue habiendo un límite entre las dos personas que no va permitir al otro sentir lo mismo, pensamos, imaginamos, pero nadie es igual a otra persona.

Otros cogen nuestras palabras, las que nos identifican y las hacen suyas, pero… ¿qué significa Negro para una persona no negra que ha crecido y vivido en España? ¿qué significado puede tener la palabra Afro para estas personas? Siento, que como le decía a Assata Shakur su abuela cuando era niña; “–Ellos no quieren que tengamos nada”, en algunos casos llevan tan incrustado ese discurso “white privilege” que en lugar de ayudar, que viene siendo su intención, sin darse cuenta, desayudan. Esto es  producto de SU educación.

Para combatir el racismo muchas de estas personas se intentan poner del lado del Negro, en lugar de ponerse del suyo propio y del de la sociedad en la que han crecido y vivido ¿Por qué se marchan a neocolonizar África? cuando el verdadero trabajo que les concierne está aquí, en los CIES, en la vallas, en los colegios. Pretendemos que avance un país donde el racismo comienza en las aulas, nosotros queremos cambiar a adultos en lugar de educar niños, ¿hacia dónde se dirige toda esta energía? las cosas no van a cambiar hasta que esta sociedad  no vea que nosotros mismos somos los que educamos en el racismo y que de nosotros depende que haya o no un cambio real.

Lo que me hace cuestionarme: ¿A quién le interesa que acabe el racismo? ¿Y la pobreza en el supuesto tercer mundo? Al sistema que rige nuestro día a día en Occidente no le interesa, es más, se nutre de ello, se alimenta de vidas humanas, es un monstruo desprovisto de humanidad con un alma material. ¿Qué hace pensar que los mismo que han sumido a África es esta pobreza van a levantarla de nuevo? Para ese cambio se necesita una consciencia, y esta consciencia hay que desplegarla con el vecino primero, para poder acercarse al africano tanto física como psíquicamente.

A partir de hoy voy a reivindicar mi derecho a que nadie hable por mí.

Si te sientes así, te animo a que hagas lo mismo que yo.

Black is beautiful. Black Power. Black Lives Matter. Y tú ¿por qué eres negro? AfroConciencia. No es país para negras. CIES NO.

¿Qué?

Y qué esperar cuando ya no parece que el amor se disipó? Cuando lo único que nos hace recordar eso es un pequeño equilibrador que alegra cada segundo de nuestras vidas, cuando el único momento que recuerda, ese amor, es en la noche, en silencio, abrazados el uno al otro en total paz y armonía, cuando uno ni hace y agradece, y el otro recuerda épocas mejores ya tan lejanas en la memoria…

Y qué queda cuando parece que ya no hay nada, tan siquiera llego a avistar o imaginar un futuro mejor, tan siquiera el recuerdo de la foto de familia que nunca hicimos, para qué? Hace dudar de si alguna vez fuimos eso, quizá en dos o tres ocasiones, que guardo con recelo en un profundo lugar de mi.

Aun cuando la ilusión está lejana y enterrada…. ¿es posible matarla del todo clavando un puñal en sus entrañas? ¿O aún con esa herida abierta puede seguir habiendo esperanza?

Imagen

”Coco”

coconut-oil-bad-for-you.jpg.pagespeed.ce.exWcZExpGe

Se les suele llamar ”coco” en Guinea a los afrodescendientes, que se dice, que por fuera son negros y por dentro son blancos. Lo usan como un insulto comedido, por su intencioncionalidad; muchos afrodescendientes hemos tenido el justo contacto con nuestra parte africana, y otros muchos, aunque hayamos tenido a esa familia cerca, en multitud

de casos esas personas no nos cuentan nada de los países de sus raíces, es verdad que quizá hay que preguntar o investigar, no hay que dejar que perdure este sentimiento de no pertenecer a ningún sitio, pero algunos no sabemos que nos falta esa parte hasta que no topamos con ella en los morros. Y lamentablemente, en muchas ocasiones acabas siendo la oveja negra de las dos partes, el diferente, el raro, en los casos en que no hay varios hermanos especialmente. El caso es que me toca la fibra esta calificación, porque ellos no saben cómo te sientes intentando encajar en una sociedad, para la que no eres de aquí, en este caso España, pero no eres de allí tampoco, África, porque has nacido aquí. Cuando tu aún no has encontrado tu identidad, en lugar de guiarte y darte la mano, ellos se burlan de que no tienes patria.
No piensan en el por qué eres así, si no el como eres.
Juzgan y etiquetan, y a su lugar asignado en la estatería.

Cansancio existencialista

Hay momentos en los que te cansas de la vida,puede ser horas, días, meses, años, hay personas que están cansadas de vivir, yonkis, adictos a cualquier actividad o sustancia autodestructiva.

Cada persona necesita algo de la vida, aunque la mayoría no sabemos que es, para eso nos educan, para que no profundicemos más allá de la capa visible y permanezcamos en la superficialidad de esta nuestra vida.
Yo, a veces siento que me ahogo, que lo que me rodea me hunde al fondo, a veces no quiero oír, no quiero ver, solo flotar como si no hubiese gravedad en mis pensamientos.
Nos oprimen y luego nos exprimen para su zumo diario, y cuando la naranja está seca,vacía, a la basura, solo que una basura muy cara que te puede costar 400 euros, ¿para qué?…para mantener tu alma encerrada.
Cuantas opiniones, preocupaciones y otras cosas nos apropiamos cada día  sin saber de dónde vienen; pero ahí están, implantadas como garrapatas.
¿De verdad necesitas ir en traje a trabajar, con una corbata que te ahoga? ¿de verdad quieres llevar tacones todo el día, para no poder pisar con firmeza?

Son señales que pasan desapercibidas, pero siempre hay una doble intención en la cosas que nos vende el sistema a través de sus comerciales, los medios.

Quieren robarnos la sensibilidad, y que miremos al frente, mientras ellos por detrás hacen su truco.
Hoy París es trending topic. Ayer fueron los refugiados sirios, y si vamos tejiendo redes…¿qué vemos? París cierra sus fronteras…

¿Truco o trato?

MUJERES

Desde tiempos inmemorables la mujer ha sido castigada, castigada a una baja posición, solo por el hecho de ser mujer, la figura femenina que a todo ser da vida, la hembra que cuida de sus cachorros sin que nadie se lo pida.

La mujer es lo más grande, quién si no crea vida en su vientre?

A qué temen los hombres que nos han despojado de la importancia que tenemos? la mujer se corresponde a la Tierra, poderosa y fértil, inmensa ternura, interminable cuidadora y dadora de amor.

Inventaron un machismo para ningunearnos y degradarnos a un puesto inferior, que haría la humanidad sin tierra si no morir? que haría un bebe sin madre que le amante?

Feminismo? Invención Occidental. El feminismo existe porque existe el machismo, lo cual lo convierte en parte de este, no necesitamos feministas, necesitamos unirnos y ponernos en nuestro lugar, necesitamos amarnos y no destruirnos unas a otras, nos han impuesto un canon de competitividad, estamos en un mismo equipo, no en el contrario, pero estamos tan cubiertas de industrialización y capitalización que no alcanzamos a ver más allá de quien nos domina, quien creó esta situación, y nos lo hemos comido, y con guarnición.

Hemos sido humilladas y pisoteadas hasta la saciedad, situación que aún se mantiene a día de hoy en casi cada parte del mundo.

He escuchado una frase que ya había escuchado, pero hoy me ha retumbado; ‘’Tenemos una herida en nuestro útero’’, hoy muchas podríamos sanarla, ser conscientes y levantarnos, ser nosotras mismas, mágicas y poderosas

El sistema nos ha convertido en rivales, en copiantes, el sistema nos ha educado con su credo, y ahí seguimos, unas creyéndose anarquistas con cuenta de ahorros y deportivas Nike.

Vemos lo que queremos, creemos lo que vemos. Pelos más lisos, pestañas más espesas que levanten la mirada, cejas más finas, implantes de silicona, uñas pintadas con el color de moda, barra de labios, bolso de mano y zapatos a juego, niñas de escasos días con agujeros en la orejas, ipod rosa, coche de chica…

Quitémonos ese traje de ″mujer femenina″ y pongámonos uno de persona que nos empodere a todas por igual.

RESPECT YOURSELF

El mismo perro con distinto collar

Me resulta curioso que con cambiarle el nombre a una cosa ya es otra cosa. En África o países a los que llaman subdesarrollados hay pobreza, en Occidente precariedad. Guinea Ecuatorial, Cuba o Irán existieron o existen torturas, en Occidente se prohíbe la eutanasia y se deja a enfermos morir por que no pueden pagar un tratamiento vital. En Brasil, India, África viven en chozas, en España desahucian a personas mayores, familias sin importarles a donde van, por los bancos. En zonas de muchos países ‘’subdesarrollados’’ no hay agua ni luz, en España quien no puede pagarlo por la cifras desorbitadas a las que asciende la factura, a pesar de tener instalación, tampoco la tiene, podría seguir y seguir con ejemplos mundanos…

Deberíamos observar la consecuencia del hecho, no las formas de ejecutarlo, por que al fin y cabo la consecuencia es la misma.
Como titulo este artículo es el mismo perro con distinto collar…si le quitas el collar ya no hay diferencias.